¿Alguna vez descansando o durmiendo ha sentido que su cuerpo se desplaza a otro país? O ¿ha visto pequeñas sombras blancas a su alrededor?.

 La respuesta a esa pregunta: Visión Remota

Desde hace más de 40 años, los servicios de Inteligencia de EE.UU, Inglaterra y Rusia cuentan entre su staff de Oficiales y personal civil con expertos en esta materia, la cual a pesar de ser una actividad compleja y para gente con habilidades especiales, no deja de ser una técnica que puede aplicarse para desarrollar actividades en el mundo civil.

La Visión Remota es una técnica muy avanzada, altamente estandarizada y estructurada que nos permite obtener información precisa, de forma eficaz, mediante la aplicación de una serie de protocolos. Se trata de una habilidad desarrollada para obtener conocimiento directo sobre objetos, personas y hechos, pudiendo el objetivo existir en cualquier espacio/tiempo.

Las sesiones de Visión Remota se realizan de forma que el visualizador no conocerá cual es el objetivo de la sesión hasta que la termine, este es el método ciego y sirve para que los prejuicios y la imaginación del visualizador no intervengan en la sesión aportando información errónea. Se trata de una habilidad para obtener datos.

Como cualquier otra habilidad, requiere práctica para obtener resultados satisfactorios. Las técnicas de Visión Remota consisten en la transferencia de información desde la parte inconsciente de la mente del Visualizador hacia la parte consciente, antes de que el intelecto, que es la parte creativa y analítica de la mente, distorsione la información. La información en este punto se convierte a palabras y dibujos usando únicamente un bolígrafo y folios en blanco. Durante este proceso, el Visualizador permanece directamente conectado al Colectivo Inconsciente, también llamado Matrix.

El proceso funciona tanto si el objetivo está situado en la habitación contigua como si está en el otro extremo del mundo. Este objetivo puede existir en cualquier punto del espacio/ tiempo, de la misma forma que la mente existe fuera de los límites del espacio/tiempo.

A finales siglo XX, la CIA de EE.UU invirtió más de 20 millones de dólares en investigación sobre el funcionamiento psíquico y entonces fue cuando  descubrieron esta tecnología y su potencial sin límites.

En un intento de utilizar psíquicos para obtener información para la CIA, la Agencia de Inteligencia para la Defensa encargó al instituto de investigación Stanford que desarrollara una técnica eficaz que se pudiera utilizar para obtener información precisa sobre objetivos remotos.

El resultado de esta investigación fue en un sistema de protocolos y un programa de entrenamiento que permitió que virtualmente cualquier persona fuera entrenada para percibir psíquicamente cualquier información, cuando comenzaron a utilizar esta tecnología observaron que la exactitud de los entrenados con esta técnica sobrepasaba en exactitud a los más reconocidos psíquicos naturales.

Por primera vez un psíquico podía aprender como separar de forma eficaz imaginación e información real sin perder conexión con la señal del objetivo.

Al contrario que en la investigación anterior, que implicaba experiencias extracorporales, el visualizador trabajaba completamente consciente, en un estado de la alta atención. Los protocolos fueron diseñados para que lentamente el visualizador, mientras avanzaba en la sesión, aumentara el contacto con el objetivo, yendo de lo general a lo específico, recogiendo fragmentos de datos específicos y de forma estructurada, todos los visualizadores seguían rigurosamente un protocolo de seis etapas.

Cuando saltó a los medios de comunicación la noticia de que el gobierno americano usaba psíquicos para obtener información para las agencias de inteligencia militar, el gobierno, quiso poner tierra de por medio y terminar con la pesadilla mediante un informe final sobre el proyecto STAR GATE, en el cual se afirma que la Visión Remota no es útil como herramienta de recopilación de información.

En contradicción a esto, existen otros fragmentos del expediente STAR GATE que permanecen clasificados todavía, según los desarrolladores de la técnica y los que participaron en el proyecto, las partes desclasificadas no son más que la punta del iceberg, los participantes en el proyecto confirman la fiabilidad de la técnica otorgando un 85% de información correcta en el 85% de las sesiones y hasta un 100% cuando se realizan los proyectos en grupo.

El informe final, sólo recoge a modo de sentencia, la información obtenida en unas pruebas bastante irregulares, sin tener en cuenta los resultados de las más de 1000 pruebas, realizadas con anterioridad, en entornos adecuados, con métodos de control y por personal cualificado. En mi opinión, resulta bastante ridículo pensar en testear una técnica cuando se ha estado utilizando por más de 20 años con éxito en más de 500 objetivos militares reales (sin contar los experimentos anteriores) y se han invertido más de 20 Millones de dólares USA, ¿que hay que demostrar a estas alturas? ¿Por qué se obvian estos datos?

Cada cual que saque su propia conclusión. Los datos utilizados para el informe final, además de ser parciales, se realizaron de forma irregular, excepto uno de los visualizadores remotos, el resto eran personas que no habían sido entrenadas ni habían trabajado en la unidad de visión remota de la CIA. ¿De donde salieron? ¿Quiénes eran? ¿Qué nivel de destreza en Visión Remota tenían? Se dice que una de las 2 mujeres que intervino en dichas pruebas era la amante del ministro de defensa que había en aquellos tiempos, esto aunque es un rumor parece ser que era cierto.

No obstante hagamos un pequeño repaso a la historia y veamos en que se funda esta teoría.

En 1972, un excelente visualizador remoto llamado Ingo Swan fue puesto a prueba por los físicos Puthoff y Targ en el SRI (Stanford Research Institute), Ingo era capaz de describir exactamente y con precisión los diseños de algunos prototipos de instrumentos de medición en el Laboratorio de Física de Stanford que se encontraba situado 6 plantas por debajo de donde se realizaban los experimentos.

La CIA invirtió dinero en el SRI para que siguieran con los experimentos y para que desarrollaran unas estructuras y protocolos. (Si invirtieron dinero fue porque los resultados fueron sobresalientes, esto es evidente). Cuando la metodología fue completada se demostró con éxito su fiabilidad en miles de pruebas realizadas en distintos laboratorios.

En 1978 con la ayuda del SRI, el INSCOM creó una pequeña unidad operativa de visión remota bajo el nombre de GRILL FLAME en Fort Meade. ¿Por qué dan el paso de iniciar un operativo basado en visión remota si no ofrece fiabilidad? Lo mismo, no se dieron cuenta de que fallaba mucho.

En 1985 el programa de investigación de la CIA fue transferido a Science Aplications Internacional Corporation (SAIC) ubicada en Palo Alto bajo la dirección del Físico Edwin May. Los programas del SAIC y del INSCOM continuaron independientes hasta 1986 cuando la DIA – Defense Intelligence Agency asumió el control de ambas investigaciones esta vez bajo la dirección del físico Dale Graff. En 1991 la DIA cambio el nombre del proyecto pasando a ser el famoso pero desconocido en cuanto a contenido y propósito, STAR GATE.

En 1995 las responsabilidades sobre STAR GATE fueron transferidas nuevamente a la CIA, esto cae por su propio peso, la CIA declaró públicamente que el programa había terminado y desclasificó porciones del mismo, y aquí comienza la controversia con motivo del famoso informe publicado sobre STAR GATE, sin embargo hoy en día siguen subcontratando servicios de visión remota a empresas externas.

Algunas de las personas que desarrollaron, participaron, estudiaron y supervisaron los proyectos y expedientes de visión remota fueron Ingo Swann (considerado el padre de la VR) Puthoff, Targ, Morehouse, McMoneagle, Paul Smith, Lyn Buchanan y Ed. Dames.

Puthoff e Ingo Swann
Harold Puthoff e Ingo Swann

El Mayor (retirado) Ed. Dames fue entrenado por Ingo Swann y se convirtió en el entrenador más destacado. Ed. Dames participo en STAR GATE en 2 periodos y por un total de unos 5 años. A pesar de su corta experiencia (comparada con el resto de visualizadores) y su pronta jubilación, fue el primero en utilizar y enseñar la técnica en el ámbito civil en 1989, luego le siguieron el resto formando sus empresas de servicios de visión remota.

Todos ellos han venido demostrando desde 1989 con infinidad de proyectos que el informe sobre STAR GATE por parte de la CIA para nada se ajusta a la realidad. Comenzaron a adaptarse los protocolos a las nuevas necesidades del ámbito civil, surgiendo así las nuevas aplicaciones de la Visión Remota.

Las aplicaciones posibles de esta técnica son infinitas, puesto que es posible obtener información sobre cualquier persona, cosa y situación bien sea respecto al pasado, presente y futuro. Veamos algunas de ellas Soluciones a problemas complejos Encontrar la mejor solución para un negocio, planes de marketing, buscar mercados en los que el producto tendría aceptación, salud, o un problema personal.

Para mayores referencias, revisar las investigaciones del Coronel Paul Smith. Chief, Intelligence and Security Division, DCSOPS, Military District of Washington, Ft. McNair, Washington, D.C.Strategic Intelligence Officer, Defense Intelligence Agency (DIA). Tactical Intelligence Officer, 101st Airborne Division (Air Assault).

Deja un comentario