Inteligencia de Señales, el espionaje electrónico del siglo XXI

Todas las comunicaciones son señales, y estas mismas de alguna forma pueden ser interceptadas, analizadas y utilizadas para proporcionar información de utilidad para el receptor que las capta.

En el mundo del espionaje existe una tecnología en particular que permite efectuar esto, se llama Signal Intelligence o SIGINT que es inteligencia de señales y relacionada con ELINT – Electronic Intelligence, inteligencia electrónica.

SIGINT

SIGINT es el análisis y desencriptación de señales. Su función es el desencriptado de mensajes codificados. Se analiza y descifra, a partir de señales del espectro electromagnético (radio, televisión, teléfono, móvil, Internet y cualquier otro aparato que envíe y reciba mensajes codificados) obtenidas mediante ELINT, del contenido de la comunicación. Por ejemplo, el desencriptado de los mensajes de Enigma durante la Segunda Guerra Mundial es un ejemplo de SIGINT.

ELINT

La interceptación de los mensajes de Enigma es un caso de ELINT. ELINT se ocuparía de la señal, su fuerza y dirección, así como diversos parámetros del mensaje Enigma. SIGINT de saber qué dice el mensaje. Un aparato naval ESM (electronic support measures) es un ejemplo de ELINT defensivo-pasivo.

A partir de señales de radar o radio recibidas sometidas a un análisis por medio de computadores, se obtiene la dirección del emisor, su identidad presumible y, a partir de este último dato, su posible distancia al receptor.

Básicamente, cada aparato ELINT analiza una zona del espectro electromagnético. Éste puede tratarse del espectro infrarrojo, el radar, la radio, las ayudas a la navegación, el espectro térmico, los láser y las microondas. Se dispone de una antena adecuada, bien direccional bien omnidireccional, de un decodificador y de un computador de análisis.

El objetivo de ELINT es saber quién y dónde a partir de sus emisiones. Un ejemplo son Los Nimrod MR2 XV230 utilizados en Afganistán. Lo que hacían era básicamente volar haciendo un “8” sobre una determinada zona del país. Mediante sus antenas (probablemente Yagi o bipolos) captaba los mensajes radio de los talibanes.

Su computador de a bordo analizaba la señal, su fuerza y su frecuencia y comparaba, mediante enlace Data-link o bien radio con una estación terrestre. Así se obtenía la posición de emisión de los talibanes. Se consultaba al mando en tierra y según ordenase éste, se coordinaba a los cazas para atacar o bien se registraban las coordenadas para posterior análisis en tierra. A bordo del mismo avión, se realizaba también la SIGINT. Un miembro de la tripulación provisto de un notebook o bien de un equipo similar embarcado a bordo y hablando el idioma local trataba de desencriptar el mensaje.

El país que más invierte en ELINT es Estados Unidos. Sus EP3 Aries II, EC130H en sus diversas variantes, EC-135 y otros aparatos, complementados por información proveniente de satélites, barcos y estaciones en tierra, le da una gran ventaja en este aspecto, sin olvidar que domina Internet. Aún sin Echelon dispone de una gran ventaja sobre las demás naciones.

La NSA, que es una agencia muy discreta, es la mejor organización de inteligencia de señales del mundo. Pero hay que recordar que ELINT y SIGINT son medidas pasivas, Estados Unidos dispone de medidas activas, ECM y ECCM.

Desde la guerra de Vietnam, sus Wild Weasel (Comadreja salvaje) F-100F, F-105G, F-4G y EF-16 son capaces de destrozar una red antiaérea y sus aparatos de guerra electrónica activa, los EA-6 Prowler y EF111 Raven, los últimos ya retirados y los otros a punto de ser sustituidos/complementados por una variante del F-18E, debían moderar la intensidad de sus equipos cuando hacían ejercicios militares con otras fuerzas armadas.

Concretamente se demostró que un EA-6 Prowler era capaz de cegar completamente o cuando menos alterar todas las comunicaciones de radio, televisión y hasta teléfono de una determinada región.

En Europa, las FF.AA de España trabajando con el programa Santiago, disponen de la plataforma SIGINT/ELINT más potente de la zona, más aún que los EP3E Aries II de la U.S. Navy. Quizás los modernizados Nimrod R mk1 de Inglaterra puedan compararse a él.

LOS MEJORES EQUIPOS DE SIGINT

Los equipos Sigint más avanzados son de Israel y EE.UU. Ambos países utilizan células de Boeing 707 (EC-135) como base para sus aparatos de inteligencia. La marina norteamericana utiliza los EP-3E Aries II como plataforma ELINT/SIGINT y a los EA-6 Prowler (comienzan ahora un programa de modernización) y el novísimo EA-18G Growler (actualmente en fase de prototipo) para ECM y ECCM e incidentalmente ELINT/SIGINT.

Asimismo, todos sus P-3C de patrulla antisubmarina, como todos los patrulleros, pueden actuar como plataformas ELINT/SIGINT.

Los franceses tienen 707 y C-160 Transall dedicados a esta rama de la inteligencia. Los ingleses utilizan los Nimrod “R”. Durante la guerra de las Malvinas, Argentina utilizó 707 para la misma tarea, complementados por dos Electras a punto de desguaze. Los rusos utilizan Il-38 “May”, plataformas basadas en Il-76 y Tupolev Tu-95, aparte de otros aparatos que se desconocen.

Se estima que el T-17 y otros aviones similares, como el VR-21 argentino o el Cóndor chileno, utilizan el sistema Elta EL/M-8300 como elemento principal. En cuanto al VR-21 argentino, este incluye equipos nacionales al equipo israelí, mientras que el chileno es una no muy versátil plataforma SIGINT/AEW.

En cuanto a comparación con otras aeronaves, hay que tener en cuenta que los productores del equipo israelí evolucionan constantemente sus equipos, por lo que las plataformas SIGINT israelíes son superiores a las norteamericanas, rusas e inglesas, principalmente porque los EC-707 israelíes utilizan receptores de mayor tamaño, incluso con carenados “de mejilla” como los EC-135.

Con respecto a los EP-3C, estos también tienen una soberbia capacidad que se ha obviado, y son sus sistemas RINT, que pueden detectar, analizar, clasificar y determinar las emisiones de radares, preferentemente navales. Este sistema incluso permite analizar y clasificar radares conectados pero que no estén realizando la emisión. Es mucho más que un SIGINT en el aspecto de clasificación de señales.

Finalmente, todo el dinero invertido en el desarrollo de tácticas, doctrinas y tecnologías SIGINT por parte de EE.UU es increíble, y hace casi imposible que algún otro país como Israel o Rusia pueda equipararlo.
Nuestro propio Gobierno está a años luz de poseer esa tecnología.

Deja un comentario