ESPIONAJE ECONÓMICO Y FINANCIERO COMO UNA HERRAMIENTA DE LA INTELIGENCIA ESTRATÉGICA ESCENARIOS HIPOTÉTICOS

ESPIONAJE ECONÓMICO Y FINANCIERO COMO UNA HERRAMIENTA DE LA INTELIGENCIA ESTRATÉGICA ESCENARIOS HIPOTÉTICOS

POR: ÁLVARO JOSÉ VENEGAS GONZÁLEZ (Colombia)

 

ESPIONAJE ECONÓMICO Y FINANCIERO COMO UNA HERRAMIENTA DE LA INTELIGENCIA ESTRATÉGICA ESCENARIOS HIPOTÉTICOS (ACCEDA AL ARTÍCULO)

RESUMEN: Este trabajo da importancia al alcance de la economía como parte fundamental para detectar cambios en el ámbito de la inteligencia estratégica y  la seguridad nacional y, advertir desarrollos que amenacen el interés nacional colombiano.

Dadas las amenazas estratégicas de primer orden como el  lavado de activos LA, la financiación del terrorismo  FT y el delito fuente del contrabando, ¿La comunidad de inteligencia cuenta con el “poder racional” para desarrollar una inteligencia táctica- estratégica que como una herramienta de la política económica favorezca el bienestar de la nación?.

Frente al LA/FT y  el contrabando, declarado un asunto de seguridad nacional en Colombia, el espionaje, elemento esencial de un comprensivo sistema de inteligencia estratégica y tradicionalmente empleado en el arte de gobernar, sería de atención para que académicos y especialistas en inteligencia económica y financiera gubernamental logren a futuro tratar  y desarrollar más ampliamente el tema.

Esta contribución ofrece dos direccionamientos y  sus respectivas aplicaciones hipotéticas enfocadas en prevenir actividades que amenacen la estabilidad y la seguridad del Estado y el desarrollo de habilidades de la inteligencia económica y financiera para colaborar con la Policia Judicial en casos que sean de interés y conocimiento que orienten las investigaciones del aparato judicial.

PALABRAS CLAVE: Inteligencia, Contrabando, Espionaje, Estratégico, Táctico.

Economic and Financial Espionage as a Tool for Strategic Intelligence

Hypothetical Scenarios

SUMMARY: This work focuses on the economy as a fundamental source of indications or warnings of changes in the environment that may develop into threats to Colombia’s national interests.

In the face of high-level strategic threats such as money laundering, terrorism financing, and the underlying crime of smuggling, we must ask: Does the country’s intelligence community have the “rational power” to develop tactical/strategic intelligence as an economic policy tool in support of the nation’s well-being?

If money laundering and terrorism financing were declared matters of national security in Colombia, would espionage, an essential element traditionally used in a comprehensive system of strategic intelligence and statecraft, gain sufficient attention among academics and among specialists in economic intelligence and government finance to the point where they might try to operationalize the prospect of employing strategic economic espionaje.

This contribution offers two routes for the hypothetical development of tactical and strategic espionage focused on preventing activities that threaten the stability and security of the State. It also specifies what skills and abilities might allow development and application of particular economic and financial intelligence expertise to cases where collaboration with judicial police can provide the knowledge to guide prosecutorial investigations.

KEYWORDS: Intelligence, Espionage, Contraband, Strategies, Tactics.

Una crítica técnica a la propuesta política preelectoral de Cambiemos acerca del narcotráfico

Una crítica técnica a la propuesta política preelectoral de Cambiemos acerca del narcotráfico

Fuente: La Nación (Ar)
Fuente: La Nación (Ar)

 

Una crítica técnica a la propuesta política preelectoral de Cambiemos acerca del narcotráfico

Por Ricardo Runza

Buenos Aires, noviembre de 2015.

Introducción

Este trabajo analiza los documentos presentados a la sociedad argentina por la agrupación política Cambiemos antes de la elección general a la Presidencia de la Nación a fines del año 2015. La crítica realizada de cada documento político permite ver al lector los problemas culturales que arrastra la elite política argentina en materia de seguridad (independientemente de su agrupación, frente o partido político) y en particular los vicios técnicos de quienes redactaron esta propuesta política para el narcotráfico. El lector podrá constatar que existe una fuerte tendencia a no interpretar correctamente la Constitución Nacional y el rol orgánico funcional que debe tener el Estado Nacional argentino con respeto a los Estados provinciales y municipales en el campo de la seguridad. Existe una ignorancia profunda acerca del lenguaje técnico, de los conceptos y definiciones técnicas que nadie en el mundo desarrollado discute y de la existencia de un Sector Seguridad dentro del Estado. Hay también un desconocimiento profundo acerca de que competencias en el campo de la seguridad no fueron delegadas al Estado Nacional por parte de las provincias y cuales son las responsabilidades que tienen éstas en el campo de la seguridad para sus ciudadanos, teniendo en cuenta que Argentina es una república federal. Se puede intuir que en el fondo de la propuesta hay una cierta mirada paternalista y unitaria que sigue persistiendo en la Argentina, como si los siglos que pasaron desde la puesta en vigencia de la primera Constitución Nacional del Estado argentino nada hubiera cambiado, casi como si una especie de neo populismo de la seguridad persistiese y sigue muy instalado, a pesar del marketing político de cambio que se pregona. Continue reading →

¿Hacia una nueva cultura de inteligencia en Uruguay? viejos y nuevos desafíos en un contexto de reforma (1947-2014)

Por: Nicolás Álvares Rosas (Uruguay)

*Licenciado en Ciencia Política por la Universidad de la República, Facultad de Ciencias Sociales, Uruguay. E-mail: nicolasalvarezrosas@gmail.com

Nicolas Alvarez AAI 07.2015

Este trabajo busca identificar, a través de un estudio centrado en la trayectoria histórica, los principales rasgos de la cultura de inteligencia de Uruguay y observar cómo estos operan en el desarrollo y democratización de la función. Se asume como supuesto que desde el momento que existen estructuras formales dedicadas a la actividad de inteligencia, existe una cultura de inteligencia que, aunque no reconocida y mínima, nuclea prácticas, normas y valores que guían la actuación de estos servicios. Se concluye, que a partir de 2011, con la creación de la Comisión Especial de Inteligencia, el país transita hacia una nueva cultura de inteligencia, que implica el reconocimiento de los problemas en el área y la generación de soluciones para su funcionamiento en un sistema democrático. Se advierte, que este proceso aún se encuentra en una etapa de discusión, por lo que persisten en el país algunos inconvenientes en la materia. (Continúe leyendo)

Mirando a diciembre de 2015: Un análisis de la situación actual del Área Defensa como parte integrante del Sector Seguridad del Estado Argentino

Mirando a diciembre de 2015: Un análisis de la situación actual del Área Defensa como parte integrante del Sector Seguridad del Estado Argentino

Mirando a diciembre de 2015: Un análisis de la situación actual del Área Defensa como parte integrante del Sector Seguridad del Estado Argentino.

Por Ricardo Runza

“Agradezco la generosidad de Thomas Scheetz por facilitarme la información de base que se presenta en todas las Tablas que se muestran en este trabajo”

I) Introducción

El Área Defensa es una parte integrante del Sector Seguridad del Estado argentino, es decir de aquel Sector del Estado que está integrado por todos los organismos de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial (nacionales, provinciales y municipales) que tienen responsabilidades permanentes o transitorias para prevenir, responder o mitigar amenazas a la seguridad internacional, nacional o pública (en cada uno de todos sus componentes).

Esta área en particular está constituida por todas las comisiones legislativas del Poder Legislativo nacional que tienen incumbencia (permanente o transitoria) en materia de defensa y por dos organismos principales del Poder Ejecutivo nacional: la Comisión de Defensa Nacional y el Ministerio de Defensa nacional (con todos los organismos que le dependen, incluidas las fuerzas armadas).

A pesar que esta área es una integrante, propia y exclusiva del Estado nacional, ella muestra de manera palmaria el grado de destrucción que presenta todo el Sector Seguridad del Estado argentino y es una de sus partes integrantes en donde más claramente se puede ver todos los síntomas de Estado fallido que presenta a su vez TODO el Estado argentino en materia de seguridad en su Estado nacional, en sus Estados provinciales y en sus Estados municipales sin excepción, tras 30 años de democracia y más de 20 años de vigencia de la Constitución Nacional reformada en el año 1994.

Esta situación no es una consecuencia de una determinada política de corto plazo o de una determinada gestión política de un determinado gobierno, sino de todo un modelo de seguridad que se ha implementado en Argentina desde 1983 y que falla estructuralmente porque es un modelo de seguridad atípico, único en toda la comunidad internacional e intencionalmente creado para supuestamente asegurar que el poder político en la Argentina continúe en manos de la elite política y que ningún poder militar u otro que pudiera surgir del Sector Seguridad del Estado argentino pueda competir con ella.

El Área Defensa presenta todos los síntomas de Estado fallido porque TODO el modelo de seguridad del Estado argentino colapsa estructuralmente. Su falla, entre otras causas, deviene de un pésimo diseño organizacional y funcional del Estado. Increíblemente, en Argentina, hay que explicar también que la defensa nacional es una parte integrante de la Seguridad Estratégica del Estado, es decir de su Seguridad Nacional. Hay en el país una enorme “tara” conceptual en torno a la seguridad. Tanto es así que cuando se habla de seguridad se cree que es un asunto policial. La ideología indudablemente ha hecho estragos. Esto no sucede en ningún país considerado paradigma de la ideología política que se quiera tomar, es decir esto no ocurre en EEUU, ni en Gran Bretaña, ni en Francia, ni en Alemania, ni en Rusia, ni en China ni en Cuba.

Estos síntomas de Estado fallido se manifiestan en las comisiones parlamentarias relacionadas con la defensa, que con el correr de los años no han mostrado efectivamente más que fallas, ya que no pueden ni siquiera cumplir con los roles que se supone que deben tener conforme a lo que se espera en una república. Solo cumplen un papel formal. En el Poder Ejecutivo, el Consejo de Defensa Nacional casi NUNCA cumplió su función prevista en el marco legal vigente. La cartera ministerial específica y todos sus organismos integrantes, sin excepción, presentan TODOS los síntomas propios de un Estado fallido. No pueden cumplir con su rol en términos aceptables y eficientes. Todo parece indicar que lo único que pueden hacer las fuerzas armadas son sus funciones de ceremonial. El resto de los roles se cumplen a medias o con muy baja calidad, inclusive las tareas de inteligencia.

PAPER Situación Defensa Argentina 2015 

Continue reading →

Política y Legislación de Inteligencia en el Perú e Iberoamérica: Tendencias y Perspectivas

AGT-seguridad-2013 (acceda en este enlace o clic en la imagen)
AGT
Por: Andrés Gómez de la Torre Rotta
Miembro Asociado & Investigador
Instituto de Estudios Internacionales
Pontificia Universidad Católica del Perú
Profesor
Escuela Nacional de Inteligencia
ENI – DINI

EL ACUERDO ENTRE ENAER Y AIRBUS DEFENCE & SPACE

enaer

Por Andrea Lodeiro E.

Hoy no podré ir a la inauguración de Fidae 2014, pero daré inicio a estas crónicas volátiles con un evento que ocurrirá hoy y que me llena de curiosidad. Intentaré profundizar sobre esto en los próximos días.

Airbus Defence & Space (EADS ) y ENAER firmarán un importante Acuerdo de Colaboración que les permitirá ampliar las ya existentes actividades conjuntas en materia de mantenimiento de aviones C212 o la modernización de la flota de aeronaves C101.
Continue reading →

FIDAE 2014

Escuadrilla Argentina de Acrobacia Aérea:

ESCUADRILLA ARGENTINA

 

Hangar del Cielo se presentará en FIDAE 2014

En el marco de la XVIII Feria Internacional del Aire y del Espacio, FIDAE 2014, se presentará una de las escuadrillas acrobáticas más famosas del continente: “Hangar del Cielo” de Argentina.

Este equipo utiliza para sus rutinas el avión Rans S-9 que posee un gran rendimiento en despegues cortos y una velocidad de crucero de 190 Km/h. La forma de las alas reduce la fricción y mejora la maniobrabilidad, lo que le permite tener una gran performance para las actividades de acrobacia y competiciones.

Continue reading →

China y el Sector de la Energía Renovable en Latinoamérica

Por: Evan Ellis[1] (Estados Unidos)

En su discurso ante la Organización de Estados Americanos el 18 de Noviembre, el Secretario de Estado John Kerry destacó la “nueva energía” como un área en la que los Estados Unidos puede cooperar con Latinoamérica para el beneficio de la región. Sin embargo, a medida que emprende cierta cooperación, la administración de Barack Obama tendrá que hacer frente a un hecho que ha sido poco tomado en cuenta: la transformación del sector energético en Latinoamérica ya está en marcha y es liderada por compañías chinas con el apoyo de bancos chinos. Continue reading →

¿Cómo podemos solucionar los problemas estructurales del Sector Seguridad del Estado argentino?

Por Ricardo Runza

Introducción

Toda la sociedad argentina tiene la percepción que el Estado argentino falla cuando tiene que asumir sus responsabilidades de prevención, respuesta y mitigación a las amenazas y riesgos a su seguridad. No hay individuo alguno en la Argentina que no comparta el temor y la sensación de indefensión que existe en toda nuestra comunidad. La realidad misma, manifestada a través de los innumerables casos de inseguridad estratégica del Estado y de seguridad pública, es contundente. Continue reading →

Especial Argentina: Informe NARCOTRÁFICO EN ARGENTINA

Informe Sumario acerca del narcotráfico en la Argentina. Una mirada desde la seguridad estratégica.

Por Ricardo Runza

Tres preguntas para entender que pasa y que puede pasar en nuestro país con el narcotráfico

El narcotráfico es, hoy en día, la principal amenaza a la seguridad estratégica del Estado argentino. Desde hace unos 10 años esta amenaza fue mutando de una típica amenaza a la seguridad pública a otra de seguridad nacional.

Esto sucedió a medida que el país fue cambiando de ser un país de tránsito a otro de producción, consumo y contrabando masivo de droga.

1) ¿Por qué sucedió esto?

1) Porque Sudamérica es la única y principal productora mundial de cocaína del mundo y una de las principales productoras de marihuana.
2) Porque los Estados sudamericanos no reconocen ante la opinión pública y ante la comunidad internacional de naciones que el narcotráfico es una amenaza a la seguridad internacional.
3) Por ende, no reconocen que en sus territorios se origina (con menor o mayor grado de participación) una amenaza a la seguridad internacional creciente y cada vez con mayor capacidad de daño y violencia a nivel global, tal como lo es, actualmente, el narcotráfico.
4) Porque esta negación de la realidad es ya una característica cultural propia de la mayoría de los miembros de la elite política de los Estados sudamericanos.
5) Porque esta negación también se extiende a su propia seguridad nacional, minimizando la magnitud de la amenaza y sus consecuencias. En ese sentido, las últimas iniciativas del gobierno nacional uruguayo en este campo son un claro ejemplo de esta conducta.
6) Porque este negocio ilegal representa (año 2013) unos 72.000 millones de dólares anuales de “ganancia neta”. Es decir, el equivalente a un PBI varias veces mayor al de algunos países sudamericanos o a la suma total combinada de algunos de ellos, tales como Bolivia, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Guyana y Surinam.
7) Porque en algunos casos, este monto también representa intereses que son compartidos (de alguna manera u otra, con mayor o menor intensidad) por miembros de la elite política sudamericana. Esto no necesariamente implica que miembros de la elite política sudamericana sean narcotraficantes directamente, pero sí que comparten corrientes de opinión política favorable (por cuestiones ideológicas u otras) con el modus operandi del narcotráfico en la región que se traduce en acción o inacción política directa o indirecta de los Estados sudamericanos frente a este problema.
8) Porque el reclamo internacional no es lo suficientemente fuerte y contundente aún para que la elite política sudamericana reaccione adecuada y proporcionalmente con la fuerza suficiente en contra de esta amenaza a la seguridad internacional que se origina en sus propios territorios, con menor o mayor grado de participación.
9) Porque el narcotráfico sudamericano si bien ha financiado actos terroristas en algunos países africanos todavía su capacidad de daño no ha afectado sensiblemente y de manera directa a los principales Estados potencias del planeta o lo ha hecho, solo por ahora, alineado a intereses transitorios compartidos con algunos de ellos. No obstante, se destaca la última intervención militar francesa en Malí en este año, como un ejemplo en donde el accionar combinado de carteles sudamericanos y grupos terroristas africanos ya empieza a afectar los intereses de ciertos países centrales de Europa y el comienzo de una reacción determinada, más allá de las declamaciones diplomáticas, lo políticamente correcto y los documentos oficiales.
10) Porque aun no existe la conciencia política suficiente en Sudamérica para prevenir, responder y mitigar de manera específica, conjunta y combinada esta amenaza a la seguridad internacional, a la seguridad nacional de cada Estado sudamericano y a la seguridad pública de cada uno de ellos y sus Estados provinciales y municipales. Esta conducta claramente puede observarse en los resultados que ofrecen al respecto los foros y organizaciones hemisféricas y regionales, como así también en aquellos de orden nacional en donde lo formal y lo políticamente correcto prevalece sobre la acción y la voluntad política de actuar. “Esconder todo bajo la alfombra” es la conducta común y compartida que sobresale en este campo.
11) Por el éxito relativo del Plan Colombia. Ha medida que se va cerrando paulatinamente ese canal de comercialización se han abierto otros principalmente por Brasil y Argentina. A medida que el gobierno colombiano cierra puentes de salida de droga por esa vía, el narcotráfico encontró otros caminos aprovechando las vulnerabilidades existentes en otros países. Cabe destacar que, todavía Colombia es el principal puerto de salida de droga para toda la comunidad internacional, por vía directa o por medios indirectos, ya sea por México para EEUU y Canadá o por África Occidental, Marruecos y Libia para Europa y Rusia, a través del Mar Mediterráneo y del Mar Negro, respectivamente.
12) Porque a medida que Brasil logre blindar paulatinamente sus muy difíciles y extensas fronteras con mayor control tecnológico y humano el contrabando de drogas proveniente de Colombia, Perú y Bolivia, éste buscará la salida más fácil que hoy en día le ofrece por ejemplo la Argentina. En ese sentido, a pesar de las inversiones realizadas en materia de seguridad fronteriza, Brasil sigue siendo también un colador y si bien las operaciones conjuntas AGATA han resultado relativamente exitosas, no lo son lo suficiente aun, ya que Brasil es el mercado regional de consumo más importante de Sudamérica y el segundo puerto de salida de droga para abastecer ilegalmente a toda la comunidad internacional.
13) Porque Argentina limita con el tercer productor mundial de hojas de coca y con el primer productor mundial de marihuana, es decir con Bolivia y Paraguay respectivamente. Es necesario tomar en cuenta que, por ejemplo, en el año 2012, se ha estimado que existían unas 25.000 ha dedicadas a la producción de coca en toda Bolivia, cuando legalmente estaban habilitadas por el Estado boliviano unas 10.000 ha para la producción destinada al consumo tradicional de ese producto en la población de ese país.
14) Porque este último hecho concreto e inobjetable no es reconocido ni aceptado públicamente por la elite política argentina.
15) Porque el Estado argentino es, hoy en día, un ESTADO FALLIDO en materia de seguridad.

2) ¿Por qué el Estado argentino es un Estado fallido en materia de seguridad?

1) Porque la elite política argentina tiene, en pleno siglo XXI, rasgos culturales primitivos, es decir: creencias, usos y costumbres no evolucionadas y muy parecidas a aquellas que existían durante el medioevo español pre-borbónico, es decir, de antes de mediados del siglo XVIII.
2) Porque esos valores culturales han afectado sensiblemente el diseño, organización y funcionamiento del Estado argentino (tanto de su Estado nacional como de sus Estados provinciales y municipales) durante sus más de 150 años de existencia como Estado organizado y muy especialmente durante estos últimos 30 años de democracia continua e imperfecta, delegativa en términos de Guillermo O`Donell.
3) Porque el imperfecto diseño orgánico funcional de tipo federal del Estado argentino y sus componentes estatales han afectado el Sector Seguridad de este Estado, su performance orgánico funcional y su capacidad de prevención, respuesta y mitigación de amenazas y riesgos a la seguridad. Hoy en día el Estado nacional cuenta con un Poder Judicial organizado unitariamente, con un Poder Ejecutivo con fuerzas y agencias organizados unitariamente y con un Poder Legislativo organizado con baja calidad y representación federal. Este panorama es más complicado a nivel provincial y municipal.
4) Porque la falta de un Estado republicano y federal, que actúe como tal lo hacen los Estados nacionales, provinciales y municipales diseñados y organizados de manera republicana y federal, provoca una disfuncionalidad estructural que ha transformado al Estado argentino en un Estado feudal, es decir en uno con un comportamiento feudal, con ineficiencias feudales y sobretodo con ineficacia feudal.
5) Porque este Estado feudal profundamente unitario ha generado distorsiones de todo tipo en todo el Sector Seguridad del Estado argentino. Jueces, fiscales, diputados, senadores, concejales, funcionarios, policías, militares, agentes de inteligencia y agentes civiles de todo tipo de categoría responden a un señor/a feudal a quien le deben pleitesía y obediencia, en otra palabra: vasallaje. La vulnerabilidad que este sistema crea a la corrupción y a la comisión de actos ilícitos de todo tipo es enorme en todo el Estado.
6) Porque este Estado complejo de orden unitario ha generado además un Sector Seguridad con muy pobre control ciudadano sobre sus poderes, comisiones legislativas, tribunales, juzgados, ministerios, secretarías, agencias y fuerzas abocadas a la prevención, respuesta y mitigación de amenazas a la seguridad internacional, nacional (defensa y seguridad interior) y pública (seguridad ciudadana, defensa civil y otras).
7) Porque además este pobre control ciudadano implica deficiencias estructurales en la calidad de servicio que se espera de todos los componentes del Sector Seguridad. No hay premio ni castigo eficaz, por ende, no hay incentivos orgánicos funcionales adecuados para la búsqueda y el logro de la calidad de servicio y su excelencia. Entonces, ésta queda supeditada sólo a la conducta individual y a los valores individuales de cada servidor público. La vulnerabilidad que se provoca con esto resulta enorme y el servicio estatal específico o conjunto del Sector Seguridad del Estado nacional, provincial o municipal no se subordina a los intereses de la sociedad. Por ello, los jueces son casi semidioses inamovibles cuya calidad de servicio no tiene casi posibilidad alguna de ser juzgada y controlada por la sociedad; los fiscales pueden actuar con total impunidad a favor de cualquier victimario; los penitenciarios, las policías, las fuerzas de seguridad, los agentes de inteligencia y los militares hacer lo que quieran con un grado de corrupción enorme, sin que nadie pueda hacer nada contra sus actos ilícitos y su mala calidad de servicio; los servicios de aduana, de migraciones y control financiero actuar con total corrupción, impunidad y descontrol y; los legisladores que integran las comisiones legislativas con responsabilidades en el campo de la seguridad internacional, nacional o pública no actuar, no controlar y dejar hacer, bajo la impunidad del anonimato y sus pactos de vasallaje, sin ningún compromiso con la sociedad que los votó.
8) Porque todo esto antes mencionado ha generado una vulnerabilidad estructural que se agrava aun más con la distorsión técnica que se tiene conceptualmente de la seguridad que ha llevado a que en la Argentina cuando se habla de seguridad se lo hace de manera diferente a como se entiende técnicamente de ella en el resto de la comunidad internacional. La ideología ha hecho estragos, ha inmovilizado al Estado, ha creado un marco legal obsoleto e incapaz para prevenir, responder y mitigar las amenazas a la seguridad que existen, hoy en día, en nuestra civilización humana contemporánea y que impacta -indudablemente- en nuestra sociedad. Por ello, para nuestros políticos en general, la seguridad internacional no es una cuestión del Estado argentino. El papel demostrado durante la última Presidencia Pre Tempore del Consejo de Seguridad de la ONU por el caso sirio así lo demuestra. Por otro lado, para la legislación actual la seguridad nacional no existe. Somos el único país del planeta en donde existe esta situación. Aquí es el único lugar en el mundo en donde seguridad ciudadana, seguridad pública y seguridad interior son lo mismo, es decir conceptos sinónimos. Por eso, los gendarmes y prefectos cumplen funciones de policía. Todo da igual. Por esta razón también aquí no existen medios y protocolos diferentes de actuación para cada caso de seguridad, tal como sucede en el resto del mundo. El Ministro de Seguridad y sus Secretarios a nivel nacional son unos de seguridad ciudadana que se preocupan por delitos menores sólo en el AMBA y no por tener una Política ni una Estrategia de Seguridad Nacional, tal como se hace en casi todos los países desarrollados, para coordinar y orientar la acción de prevención, respuesta y mitigación del Sector Seguridad del Estado argentino y todos sus componentes a nivel nacional, provincial y municipal.
9) Porque el enorme gasto que implica el Sector Seguridad del Estado argentino (Yo estimo unos u$s 7.000 millones anuales sólo en el Sector Seguridad del Estado nacional) no tiene eficiencia alguna y no tiene dirección estratégica ni táctica alguna ante la carencia de una política pública definida y de amplio conocimiento público y ante la ausencia permanente de una estrategia que en estos 30 años de democracia nunca fue definida por nadie y por ningún gobierno.
10) Porque el perfil profesional del Estado en todos su componentes ha sido destruido y las recomendaciones de Max Weber completamente ignoradas, por ende la inexistencia de una burocracia no politizada y profesional impacta en todos los niveles de los Poderes Legislativos, Judiciales y Ejecutivos del Estado nacional y más aun en los Estados provinciales y municipales en donde esta falta de calidad profesional es más fácil de percibir y comprobar. En este sentido, es fácil entender y tomar dimensión de la degradación doctrinaria, operativa, logística, humana y material que se posee.

3) Entonces, ¿Qué ocasiona el entorno sudamericano descripto y la situación de Estado fallido que presenta el Estado argentino?

1) Una enorme vulnerabilidad para que el narcotráfico y otras amenazas a la seguridad estratégica del Estado instalen sus actividades en el país y desde aquí proyecten su influencia a escala regional y global.
2) La creación de una red de narcotráfico muy enquistado en la sociedad y con relación de intereses compartidos con la elite política, especialmente en ciertos enclaves territoriales en donde pueden obtener beneficios de impunidad y ventajas competitivas para la producción, el contrabando y el lavado de sus activos.
3) Un mercado local atractivo en los principales enclaves urbanos del país que aunque no genere ganancias en moneda fuerte proporciona ganancias importantes y asegura la red de protección e impunidad con los actores políticos y burocráticos de los Estados municipales, provinciales y nacionales.
4) Una puerta de salida estratégica, con la necesaria infraestructura (aeroportuaria y portuaria) y con rutas operables de interconexión regionales e internacionales (terrestres, aéreas, fluviales y marítimas) lo suficientemente impunes y abiertas para abastecer de droga a toda la comunidad internacional y a los principales mercados sudamericanos de consumo.
5) Un enclave geográficamente lejano de los principales Estados potencias de la comunidad internacional y del alcance efectivo de sus medios de empleo de fuerza militar o policial.
6) Un Estado lo suficientemente corrupto, para asegurar protección con el menor riesgo posible y costos todavía aceptables, que ofrece, al mismo tiempo, una envergadura política internacional y regional que lo hace difícil de ser avasallado o invadido por otros Estados nacionales y que puede resistir con cierta firmeza y por cierto tiempo prolongado reclamos diplomáticos o la acción directa o indirecta de la comunidad internacional y sus organizaciones multilaterales.
7) Un paraíso territorial con buen estatus de vida para los carteles internacionales sudamericanos, las bandas locales y sus familias.
8) Una debilidad estructural muy difícil de solucionar en el corto y mediano plazo que pueda poner en peligro o en riesgo las garantías y ventajas mencionadas anteriormente, por más vocación política que se posea en contra del narcotráfico y para solucionar los problemas estructurales del Estado argentino y su Sector Seguridad, lo que da lugar a contar con tiempo más que suficiente para contra actuar en contra de quien o quienes quieran cambiar el actual status quo que beneficia al narcotráfico en el país.
9) Una retroalimentación continua de las taras culturales e ideológicas de nuestra elite política que impide salir de este laberinto. Por eso, las autoridades nacionales y provinciales tienden a minimizar el problema del narcotráfico. Todos están interesados que éste no se presente ante a la opinión pública con la gravedad que ella en realidad tiene. Por eso, el caso Bonfatti, ha sido minimizado y es un claro ejemplo de esto.
10) Que no haya nadie en la elite política actual con ánimo de reconocer la magnitud real del problema y la titánica y riesgosa tarea que representa solucionarlo estructuralmente. Nadie quiere hacer una autocrítica de su propio actuar en el gobierno y en la oposición. No hay voluntad política y lo que se escucha son propuestas de parches en una pared llena de rajaduras, mientras los cimientos están podridos y todos se conforman con un poco de pintura para tapar la situación.

Brasil analiza amenazas terroristas de cara al 2014 y el 2016

Congressos. Seminários. Palestras

 

El pasado 19 de septiembre se llevó a cabo en Brasilia el seminario “Terrorismo y Grandes Eventos” para debatir acerca de la prevención frente acciones terroristas y las medidas de seguridad necesarias para garantizar la Copa del Mundo en 2014 y las Olimpiadas en 2016.  La cita fue organizada por las comisiones de Relaciones Exteriores y Defensa de la Cámara de Diputados y el Senado y contó con la participación de los más altos representantes de la Agencia Brasileira de Inteligencia (ABIN), la Policía Federal, senadores y diputados, junto con la presencia de expertos internacionales.

 

 

De Izq. a Der. André Luis Woloszyn (Analista de Asuntos estratégicos-Brasil), Diputado Walter Feldman, Andrea Lodeiro (AAInteligencia-Chile) y Marcelo Falak (Editor Ambito Financiero-Argentina)

 

Para los expertos, dichos eventos elevan los riesgos de que Brasil se convierta en objetivo de las organizaciones terroristas, cuyo alcance global de sus acciones deben ser encaradas con la acción coordinada de varios organismos de seguridad, el intercambio permanente de datos internacionales y una sólida legislación nacional. En este sentido, representantes de ABIN, militares y policías cuentan con las experiencias de Río+20, y el Día Mundial de la Juventud, cuyo programa fue abordado en los diferentes paneles, no obstante, aun falta concretar una Ley que tipifique el terrorismo y las conductas terroristas. Para ello, el parlamento está discutiendo una serie de proyectos de Ley que han sido presentados ante el Congreso Nacional y que esperan ser aprobados en los próximos meses.

Participantes y Agenda

Embaixador Luís Alberto Figueiredo, ministro de Estado das Relações Exteriores
Celso Amorim, ministro de Estado da Defesa
José Eduardo Cardozo, ministro de Estado da Justiça
Aldo Rebelo, ministro de Estado do Esporte
General-de-Exército José Elito Siqueira, ministro-chefe do Gabinete de Segurança Institucional (GSI/PR)
Leandro Daielo, diretor-geral da Polícia Federal
Wilson Roberto Trezza, diretor-geral da Agência Brasileira de Inteligência (Abin)
Nelson Pellegrino, presidente da Comissão de Relações Exteriores e de Defesa Nacional da Câmara dos Deputados e da Comissão Mista de Controle das Atividades de Inteligência do Congresso Nacional
Ricardo Ferraço, presidente da Comissão de Relações Exteriores do Senado Federal
Walter Feldmann, deputado federal co-autor do requerimento para realização do evento

“O Terrorismo do Século 21 e a Democracia”, debates acerca da atuação das organizações terroristas, suas motivações e financiadores e o combate ao terrorismo com a preservação do Estado de Direito.

Andrea Lodeiro – AAInteligencia – Chile
Marcelo Falak – Ambito Financiero – Argentina
André Luís Wolosyn – Brasil

“Terrorismo e Crime Organizado”, com o debate concentrado nas relações entre as organizações terroristas e àquelas dedicadas ao crime organizado, com impacto na violência urbana, no narcotráfico, no tráfico de armas e no aperfeiçoamento dos esquemas de lavagem de dinheiro.

Marcus Vinicius Reis – Polícia Legislativa – Senado Federal – Brasil
Antonio Jorge Ramalho – Universidade de Brasília/Ministério da Defesa – Brasil
Javier Jordán – Universidad de Granada – Espanha
Hussein Ali Kalout – Research Scholar Weatherhead Center for International Affairs – Estados Unidos

“Terrorismo e Grandes Eventos”, discussão sobre as medidas adotadas pelo Brasil em função dos eventos já realizados – Copa das Confederações e visita do Papa – e aqueles que ainda virão como a Copa do Mundo de 2014 e os Jogos Olímpicos de 2016. Como outros países se prepararam e que expertise o Brasil tem buscado para evitar a ocorrência de atentados e distúrbios violentos.

Cristiano Sampaio – Secretaria Extraordinária para os Grandes Eventos (SESGE) – Brasil
Salvador Raza – Cetris – Brasil
Luiz Alberto Salaberry – Abin – Brasil
Samuel Pinheiro Guimarães – Diplomata – Brasil
General de Brigada Júlio César de Arruda – Comandante da Brigada de Operações Especiais

ACCEDA AL REGISTRO AUDIOVISUAL EN EL SIGUIENTE ENLACE:

http://www2.camara.leg.br/atividade-legislativa/comissoes/videoArquivo?codSessao=45752&codReuniao=33434